martes, 30 de abril de 2013

En el Día Internacional del Jazz (II)

African Flower

Domingo del mes de abril en Lalibela, Etiopía
Foto: Chema García Martínez



Duke Ellington: "Fleurette Africaine"


En el Día Internacional del Jazz


"Take Five" (Paul Desmond)

Grabado en los estudios Sachal de Lahore (Pakistán)

 ... y también http://granadablogs.com/bluenoirclubdejazz/2013/04/29/jazz-en-espana-dia-internacional-del-jazz-2/

sábado, 27 de abril de 2013


Atomic

Hoy en El País

El otro "sonido escandinavo"

El conjunto de "free jazz" Atomic cierra hoy en el Auditorio el Ciclo de Jazz del Centro nacional de Difusión

El autor del texto da las gracias al compañero Javier Domínguez, máximo factotum del jazz en Málaga, por las facilidades dadas para la realización de la entrevista a Atomic

sábado, 20 de abril de 2013


Lalibela, Etiopía. 19 de abril de 2013
Foto: Lúcia Araujo

El autor de éste blog se halla en éstos mismos momentos viviendo lo que bien podría denominarse como un sueño fuera del tiempo y el espacio, razón por la cual ha debido dejar de lado, bien que temporalmente, sus sagradas obligaciones para con los lectores de éste blog. Finalmente, Etiopía le demanda a uno toda su atención sin dejarle tiempo para otra cosa que embriagarse con cuanto le rodea. Así son las cosas y así os serán contadas. En éste mismo blog.

domingo, 7 de abril de 2013


Los locos y los mitos

A propósito de la exposición “Maestros del Caos” y otros propósitos

Charlie Parker no era un músico más; era un dios
Hampton Hawes


El caos es un agujero en el suelo de unos 300 metros de profundidad sin vistas al exterior cuya utilidad consiste en recordarnos su misma existencia. Se define como la no-existencia, la ausencia de orden y de referencias, aka la "confusión total” (crucigrama de El País, sábado 6 de abril de 2013).

Caos.
(Del lat. chaos, y este del gr. χάος, abertura).
1. mEstado amorfo e indefinido que se supone anterior a la ordenación del cosmos.
2. mConfusión, desorden.
3. m. Fís. y Mat. Comportamiento aparentemente errático e impredecible de algunos sistemas dinámicos, aunque su formulación matemática sea en principio determinista.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


El caos, en jazz, se llama “free jazz”: el jazz ha muerto varias veces a lo largo de su corta pero intensa historia. Para muchos murió a finales de los 60 con el free jazz, considerado el caos hecho música o la música hecha caos (Diego Sánchez Cascado, “Reflexiones sobre la muerte del jazz”). 

Hoy, los enemigos del “free jazz” son los propios músicos de free jazz, por donde el “free jazz” se ha transformado en su contrario. La modernidad del jazz es “anti-free”, Wynton Marsalis o Ken Vandermark, tanto da el uno como el otro. La modernidad en jazz es Ornette Coleman, que nunca tocó “free jazz”.


No cabe duda de que hay (todavía) personas que tocan algo muy similar al “free jazz” practicado en Nueva York en la década de 1960, pero es igualmente indiscutible que las corrientes más innovadoras de la música afroamericana asociada con la tradición del jazz van por otros derroteros hoy en día.

Wade Matthews 
“Improvisando. La libre creación musical” (Turner Música. Madrid, 2012)



"Maestros del Caos"

Aquí, el free jazz pasó de largo, con algún matiz. En Madrid estaban Orgón espantando al personal, y en Barcelona Perucho, que no tocaba free, al que la dirección de Zeleste pagó por no tocar en el local. Cuando, pasados los años, quisimos recuperar el tiempo perdido, ya era tarde.

El “free-caos” murió por imposibilidad, o por aburrimiento, o porque los mismos músicos que lo interpretaban no estaban preparados para enfrentarse al caos del día a día. Con ésto que el "free jazz" es es rito y representación, repetición, alteridad, orgasmo. En Art Ensemble of Chicago –que no es un grupo de “free jazz”- es teatro y sueño, auto sacramental y exorcismo selvático, Calderón y King Kong.  

… y, sin embargo, nunca el jazz fue más libre que en Nueva Orleans.



Improvisar es como vivir un trance espiritual, no es algo que se pueda analizar mediante la razón.
Sonny Rollins

El caos vuelve al comienzo de los tiempos, que es la vanguardia; a la fascinación de la imagen por sí misma, luces y sombras de Murnau; al rasgo desnudo, la línea ausente de artificio; a Altamira; a Picasso.

Maestros del caos: hitos y ritos, Picabia y Coltrane y Joeseph Beuys, Basquiat, Don Cherry, Orfeo, Fauno, Charlie Parker, Miles Davis, Peter Brötzmann... el maestro del caos intuye su propia fragilidad, que es la nuestra, mientras nos conduce por los caminos que conducen al abismo para salvarnos de caer en él.


"Maestros del Caos"

Di el repudio a la Hija de la Razón y en casa a la Vid introduje...

Quienes tuvieron la oportunidad de tocar junto a Charlie Parker coinciden al señalar que, del mismo modo que nunca se paraba a cortejar a la mujer que pretendía, jamás se molestó en escribir arreglos ni preparar el repertorio. Su existencia toda se definía en tiempo presente y en la necesidad de acceder al estado de vacío interior, de aniquilación del ego, lo que le distinguía de todos los jazzistas: la improvisación inspirada, la plenitud, el orgasmo, la borrachera mística del derviche; momento de plenitud en el que “El Pájaro” echaba a volar, instante sublime en que el Creador se confunde con su Creación y habla a través de su boca: ¡Dios soy yo!.

Cuando tomo en mi diestra un vaso de vino, por la dicha de esa hora,
me embriago de alegría y de emoción, y pierdo mi juicio.
En ese momento se producen los milagros en todo sentido:
temperamento fogoso, inspiración y un mar de palabras...

Exploradores de lo desconocido, los mediadores –locos egregios, santos más allá de la santidad- iluminan el tránsito hacia la Sabiduría, ese es su trabajo, el que se les ha encomendado.

"Maestros del Caos"

En Brasil, los maestros del caos invitan sonrientes a integrarse en la rueda sin principio ni final, indiferente si el convidado es un iniciado o no; aún así, existe una oficialidad del Candomblé y un orden establecido más allá de ningún orden. Sabemos que los Orishas nos contemplan. Yemanyá, Oxúm, Changó, Ogum: el santo/Orisha habita entre nosotros. Ahora, la personalidad terrenal de quien ha sido “tomado” se diluye para hacer sitio al Visitante hecho carne.
Si un momento te muestra su cara misteriosa,
punto se sumerge en la tiniebla umbrosa,
donde, en su Eternidad, se recrea con el drama eterno, 
en que el autor y actor son una cosa.


¿Quiénes son éstos que miran sin mirar?. ¿Cómo han llegado hasta aquí?... se nos dice que han estado un mes encerrados preparándose para el acontecimiento, pero eso no alcanza a explicar cuanto observamos, los besamanos y las genuflexiones, los ojos en blanco y el grito multiplicado por ciento en el despertar del sueño del “YO" y el retumbar de los tambores, en Candomblé llamados “Rum”, “Lee” y “Pi”.

El rito -grito blasfemo, burla y sarcasmo, sensualidad a flor de piel- nos introduce en el ámbito de lo sagrado. Su objeto es el de traspasar las fronteras de la razón a través de la subversión y la catarsis. En el Candomblé, el rito es esfuerzo colectivo, transgresión imprescindible para la necesaria regeneración; sustitución de un orden terrenal por otro superior nacido del propio desorden (del caos).

La historia del jazz es un eterno caminar hacia el caos a través del rito. Los sacerdotes del jazz transitan por los territorios del inconsciente, noche tras noche. Su ayuda nos resulta imprescindible para viajar de una orilla a otra del abismo que se abre a nuestros pies. Sin ellos, estaríamos perdidos.


Al amanecer, Parker y sus compañeros de piso solían acudir a Sheridan Square. "¿Quieres ver a Alá?", les decía. "Mira al Este, allá abajo, por Broadway. Mira cómo aparece el sol, Ese es Dios, todo lo que puedes ver y todo lo que no puedes ver es Alá."


Chema García Martínez


video
video


Las citas relativas a Omar Khayyam ("Rubayat") y Charlie Parker proceden de “El verdadero amor de Charles Christopher Parker”, publicado en Cuadernos de Jazz nº 14 (1993), pendiente de reedición.

Entrevista a Sonny Rollins por Chema García Martínez (El País-Babelia, 08/07/2006)

“Reflexiones sobre la muerte del jazz” (Diego Sánchez Cascado). Publicado en Tomajazz http://www.tomajazz.com/perfiles/reflexiones_muerte_jazz.htm

Todas las imágenes, excepto las indicadas, así como los vídeos, fueron tomadas por Lúcia Araujo y el autor del texto durante la ceremonia de candomblé celebrada en terrero de Santa Catarina, en Bangu, Río de Janeiro, la noche del sábado 19 de enero de 2013.

"Maestros del caos. Artistas y chamanes" en CaixaForum (Madrid, Paseo del Prado, 36). Hasta el 19 de mayo (fotos: JMGM).



sábado, 6 de abril de 2013

de izqda. a dcha.: Israel Sandoval (g); Daniel Juárez (st); Toño Miguel (b); Guillermo McGill (bt) 
foto: JMGM.

Hoy en El País

McGill Clan

¿Hay vida inteligente en el jazz?

jueves, 4 de abril de 2013


Django Reinhardt

Los gitanos y el jazz

Sabemos que la música ha sido la expresión artística históricamente muy vinculada a los gitanos, pero hoy queremos dedicar especial atención a un género que comparte con la cultura gitana el valor de la libertad: el jazz.

Hacemos una amplia incursión en el mundo del jazz desde la sensibilidad gitana, y lo hacemos contando con todo un experto Chema García Martínez.

“Gitanos” (30/03/13)
Radio Exterior de España
Presentado y dirigido por Joaquín López Bustamante y Manuel Moraga