jueves, 8 de diciembre de 2016


Un adiós inconcebible
o la inminente partenza de Chema García Martínez


Hijo de la Chueca, del Pilar, de Malasaña, del Pilar, de Lavapiés etc.

O sea un animal madrileño, un chulapo sin chaleco.

Y bueno, Chema se va....

Los adoquines de Madrid, las torrijas, las cañas y los tugurios donde se podía escuchar un bajo, una batería y cosas así, lo vieron deambular por décadas.

Amigo de verdad de la mitad de los habitantes de este paraje, siempre sorprendiéndonos con distintos sombreros, su figura es patrimonio de la ciudad, como la Cibeles, o el Calderón.

Cuando todo pensábamos que era una especie autóctona protegida, le dieron un pasaporte y chau.

Se va a la América profunda, Río de Janeiro donde lo único parecido con Madrid es Julio y Agosto.

Donde la naturaleza supera a las catedrales e iglesias, donde las chabolas son las protagonistas porque lejos de estar en suburbios está ahí nomas, como mirando la Plaza de la Paja desde arriba.

Bueno, pero ¿por qué?, ¿qué pasó?

Resulta que lo de la garota de Ipanema no es un mito, ni mucho menos, es una morena impactante y para derribar precisamente esos mitos, tiene una cabeza capaz de rivalizar con Quevedo o Unamuno.

Y ahí surge el amor, surge porque ninguno de los dos se lo veía venir. Estaban distraídos

Y ahí queridos amigos, se miran, se miden. No consiguen derrotarse en ningún campo y encima de todo son de dos especies diferentes, un hombre y una mujer.

Resultado, empate... matrimonio, pareja y amantes.

Yo escribo esto porque lo raro va a ser Chema de lejos, esta ciudad sin él.

Yo se que algunos no se lo creen, pero será así , a resignarse pues.

Te vamos a echar de menos desgraciao, que lo sepas


Silvio Starosta
http://www.aracataca.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada