lunes, 20 de febrero de 2017


Porque no sólo de Andrea Motis vive el hombre...


Barbara Carroll: una cierta bohemia

Fue la Gran Dama de la noche neoyorquina

Pinchar aquí:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada