miércoles, 25 de agosto de 2010

FOTOGRAFÍA Y JAZZ: JAVIER NOMBELA

Carlos "Sir Charles" González


Un tipo raro


Chema García Martínez


Uno piensa que existe el jazz porque existe la fotografía de jazz; y existe la fotografía de jazz porque existen los fotógrafos de jazz. Javier Nombela, o sea.


Javier, aclaro, es un tipo raro, como los son todos los que se dedican al extraño oficio de robar el alma a los que, algunos, consideramos nuestros héroes (algo que, según y donde, está considerado como una violación a los principios fundamentales del individuo). Uno se ha acostumbrado a verle instalado allá donde el jazz cobra vida, bajo los escenarios, como si su presencia formara parte de la oferta, con lo que no me imagino ir a un concierto de jazz, ni aquí ni en ningún lugar, y no encontrarle. Y es que Javier vive “en” jazz, que de otro modo no le sería posible hacer lo que hace, puesto que la fotografía de jazz exige conocer de una cosa –fotografía- y de la otra –jazz- y hay quien sabe de una y no de la otra, y así les va. No es el caso del protagonista de estas líneas, a quien tengo por un experto en jazz, tanto como lo es en el arte fotográfico. Por eso, sus retratos no son ajenos a la realidad de la que se nutren, sino jazz en sí mismos.


Una fotografía de Javier nos ayuda a entender, a veces, nos proporciona tanta o más información que la propia música. El perfil hierático (nada jazzístico, por ende) de Herb Robertson, su forma de mantener la trompeta a distancia, que nos lo dice todo del retratado y de su obra. Contémplese a continuación a Santiago de la Muela sumergido en su herramienta de trabajo, imposible precisar dónde empieza Santiago y termina la guitarra. Y la pregunta: ¿qué es más “jazz”, Santiago o Robertson?.


Digámoslo claramente: jazz es todo aquello que hace un músico de jazz. Una música digna de ser amada sobre todas las cosas pero también una forma de entender la existencia y vivirla en consecuencia. Jazz es David Murray observándose a sí mismo desde alguna atalaya situada de su interior más remoto y es Enrico Rava en ese abrazo cósmico al espacio por donde viajan los sonidos. El jazz es una mirada, la de Eddie Henderson, un destello opaco y tan expresivo asomando por entre los hierros retorcidos; o Laïka Fatien, radiante en un universo hollywoodiense de formas y colores puro Minelli, que esto también es el jazz.


Me pregunto –un decir, en realidad sé la respuesta- por qué Javier prefiere los “antes” y los “después” a los “aquí y ahora”. Por qué su gusto en escudriñar al guerrero en el reposo –Louis Sclavis- o cargando pilas –Perico Sambeat- o en posición de alerta, el rostro de Joe Lovano elevado hacia las alturas y las manos en posición. Lo que sigue nos lo podemos imaginar y es posible que, a ojos del artista, resulte demasiado obvio. Aún así, Nombela nos muestra también al artista en pleno vuelo, y es ese jazz escrito a sangre y fuego en un acceso apasionado, los “bright moments” de Rahsaan Roland Kirk; la vehemencia del vehemente -Joachim Kühn-; la inminencia del “big bang” comprimido en un 1/125 de segundo -Lee Pearson-…


A veces, muy raramente, el fotógrafo vuelve su mirada hacia su propia cámara, y surgen las hermosas “jazz-abstracciones” y esas a modo de metáforas visuales donde una sordina abollada es una sinfonía concertante y Reggie Jonson aparece convertido en un Jesucristo doliente de Caravaggio. De nuevo, Javier lo ha conseguido: ha detenido el tiempo para adaptarlo al tiempo del jazz, que es otro. Por eso, y por otras muchas cosas, sus fotografías no se explican, como tampoco nadie, todavía, ha sido capaz de explicar el jazz.


¿Quieren saber de jazz?: “escuchen” las fotografías de Javier Nombela.


Texto para la exposición de JAVIER NOMBELA “La Oscuridad” (Báculo Galería de Arte, 19 de junio a 25 de julio 2008)


Jan Mües

Christian Scott

Jorge Pardo
Todas las fotos: Javier Nombela

2 comentarios:

  1. Hola! me gusta que difunda la música y a los artistas que la "fabrican" ^.^



    Me llamo Ana María y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gustó mucho su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para así atraer más visitantes y poder hacer más conocida mi web. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.



    Si está de acuerdo. Hágamelo saber.



    Suerte con su web! :)

    Ana María

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo, muchas gracias y un abrazo. Chema

    ResponderEliminar