viernes, 1 de abril de 2011

EL PIANO DEL CENTRAL

George Adams en el Café Central

Foto: Ernesto Walfisch

El piano del Central es un proyecto editorial. Se materializará en un libro en edición bilingüe con un CD/DVD que contendrá nueva música grabada para la ocasión por algunos de los músicos que tocaron este piano.

A finales de julio de 2008 y durante un concierto del cuarteto de los grandísimos músicos Antonio Serrano y Javier Colina en El Café Central, caigo en la cuenta de que no está en el escenario el piano de siempre. Hablo con uno de los socios del Café, Nanye Blázquez, y me comenta que, tras tantos años de vida había que realizar una restauración profunda o adquirir uno nuevo. Hacía unos meses que lo habían sustituido por un nuevo Yamaha C5.

La música de Don Pullen, Randy Weston, George Cables, Barry Harris y tantos otros que había escuchado desde finales de los ochenta en el mejor club madrileño de jazz me taladró verticalmente clavándome en la plaza del Ángel. ¿Y dónde está el piano? Nanye me explicó que Eduardo Muñoz, el técnico que lo había mantenido durante toda su vida, se lo había llevado a cambio del préstamo de un piano hasta que el Café comprara uno nuevo. Pensé que había que recuperarlo inmediatamente para el sosiego del piano y la memoria de los aficionados. Nanyé entendió perfectamente mi nueva misión y me facilitó el contacto con Eduardo. Cuando lo hice, resultó que el piano había sido restaurado y vendido. Tras insistir, conseguí que Eduardo me contactara con la propietaria, a la que tuve que ofrecerle un piano semejante, pero en mejores condiciones, para que accediese al trueque. Así fue como el 12 de noviembre de 2008 entra el piano en mi estudio. Esa misma noche escuché a Barry Harris en el Teatro Real.

En esos mismos días muere en Madrid Félix Hazen, impulsor de una dinastía de constructores y distribuidores de pianos originaria de Holanda e implantada en Madrid desde 1814. En su tienda de Las Rozas El Café Central compra, el 30 de septiembre de 1988 el Yamaha C3 E MIDI

El contacto con sus herederos y continuadores del negocio familiar me permite recopilar ciertos datos y contactar con el director de Yamaha Ibérica, Félix Hazen hijo, que junto con Marisa y Ana Hazen y David Robledano muestran su interés por este proyecto y envían a uno de sus técnicos, Luis Felipe Serrano, a que realice una entonación del piano y una valoración de su estado actual, que finalmente desaconseja su restauración. La participación de Yamaha será clave para el desarrollo de alguno de los capítulos del libro.

Gerardo Pérez, socio fundador de El Café Central es clave aportando información alrededor del piano. Me hace entrega de fotografías, recortes de prensa y gran cantidad de hechos valiosos para la construcción del libro. Chema García Martínez, crítico de jazz, desde el primer momento se entusiasma con el proyecto y aporta crónicas de conciertos del Central que publicó en prensa, recuerdos, contactos e incluso me presenta a Larry Willis y Brad Mehldau, pianistas que tocaron el piano del Central, para explicarles este homenaje en forma de libro.

Javier de Cambra, Pedro Calvo, críticos de jazz, me contaron historias valiosas, algunas conocidas y otras que quedarán escondidas entre las cuerdas del piano. Jose Ramón Rubio, escritor, crítico de jazz y exdirector de audiencias de TVE, tras años haber abandonado la escritura, queda estimulado con el proyecto y me entrega su magnífica aportación al libro, un artículo titulado ‘Monstruo de dos cabezas’. Wade Matthews, traductor de libros de arte y músico de jazz que, entre otros lugares, ha tocado en el Central, ha colaborado con la traducción del dossier explicativo del libro al inglés. Ernesto Walfisch, fotógrafo de prestigio está navegando entre sus archivos de negativos para rescatar míticas imágenes de la primera etapa del Central.

Juan García de Cubas




Si estas interesado en participar en el proyecto, tienes información relevante sobre el piano del Central, o quieres conocer más información acerca del mismo, puedes contactar a través del siguiente mail: info@lootro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada