miércoles, 11 de febrero de 2009

El rincón de Angel Rubio: Danny's sister

Angel Rubio "maderero"

Estábamos de gira en alguna parte cuando Danny saco de su cartera la foto de su hermana. En general me horroriza la gente que te enseña las fotos de sus hijos para que les digas lo guapos que son, pero sabíamos que Danny no se había reproducido todavía. Otra posibilidad es que fuera su difunta hermana gemela, la misma con la con la que mantenía una comunicación telepática o extraterrestre. Pero no, era una hermana viva, enfermera de profesión y que se dedicaba, ufff, al culturismo, esa curiosa afición, bastante popular en California, consistente en ponerse “super musculoso/a” y exhibirse por concursos o gimnasios; algo más bien poco constructivo si se piensa que la mayoría lo hace a base de anabolizantes y otras drogas legales o casi.

La foto representaba a una rubia con unos bíceps tremendos, nunca habíamos visto algo así ni parecido... Paco, que estaba algo despistado, preguntó ingenuamente si era de verdad. Al primer golpe de vista parecía una de esas atracciones de feria en las que te pones encima del cuello sobre un cuerpo pintado para la foto jocosa. Pero no solo era de verdad sino que, además, había empezado en ese "deporte" cerca de los 40 años y nunca había tomado nada de drogas para “anabolizar” o muscular, todo dieta y ejercicio... fascinante...

Casualmente, participaba la siguiente semana en un concurso por parejas en México (su pareja era un negro del cual por suerte o desgracia Danny no tenia foto), y Danny les iba a ayudar enviándoles energía positiva telepáticamente supongo.

Paco, con su habitual y exquisita diplomacia, comentó en voz alta que lo de la energía positiva enviada telepáticamente la parecía una chorrada y que ese deporte de musculitos/as era una cretinez más bien perversa y que su hermana le parecía un callo malayo, aunque si venia por Madrid a verle, pues que nos la presentara. Conviene decir que a Paco solo le interesaba el “football”, como deporte, y el “free jazz”, como medio de expresión y profesión. Afortunadamente Danny solo entendía un 25 % de lo que se hablaba en castellano, y un 18% si se le decía en madrileño macarra a toda velocidad. Si no, probablemente se hubiera ofendido.

Aunque nosotros nos olvidamos de la hermana y del concurso, Danny debió de enviar muchas energías porque la pareja musculosa y simétrica gano el segundo premio en un concurso de alto nivel con participantes de todo el mundo. Por lo visto nuestro trompetista había tenido un sueño premonitorio que anticipaba el éxito de su hermana, aunque justo en el momento de la adjudicación de premios algo le hizo intuir que no serían los primeros. Poco después recibió por correo las fotos del asunto y los más íntimos pudimos ver a la pareja de su hermana (solo pareja deportiva, supongo), que era entre monstruoso y espeluznante, con unos bíceps más grandes en perímetro que su cintura y una espalda, como de 1 metro 35 centímetros aproximadamente...

Algunos meses después, Alice, que así se llamaba “the sister”, vino a Madrid a pasar unos días coincidiendo con Tai Lee, la novia taiwanesa y millonaria de Danny, y les acompañe a ver el Rastro y el Madrid viejo. Mientras paseábamos por el Prado, la Plaza Mayor, y demás, Alice hablaba casi exclusivamente de su cuerpo, sus músculos, su dieta, etc.. Por lo visto, lo de competir a alto nivel sin tomar drogas de esas era algo casi sobrehumano y ella, como enfermera profesional, podía hacerlo a base de cuidar al detalle su dieta basada en patatas cocidas y atún. Cuando se acercaba un concurso o exhibición, ponía un espejo grande en la cocina y tras cada bocado se miraba a ver el efecto en sus músculos. No era suficiente con tenerlos grandes, fuertes y desarrollados, además tenían que lucir, para lo cual, la piel debía estar tersa, reluciente y bien pegada a la masa muscular etc., etc...

Para cambiar un poco de tema sugerí que comiéramos una paella en un céntrico restaurante para turistas. La actitud tan norteamericana de estar de turismo permanentemente, unida a lo bastante razonable del precio y el decorado del establecimiento tan "spanish", hizo que aceptaran.... nunca debimos hacerlo.

Ignoro cómo hacen la comida en este tipo de restaurantes para el turismo o si la guardan varia semanas cuando sobra, pero todos, incluso Alice, estuvimos mal del estomago el resto de la semana… por no entrar en mayores detalles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada